lunes, 12 de mayo de 2008

San Juan como escenario para el Día de las Madres


Con pantalones cortos, una blusa cómoda y fresca, traje de baño y tennis, nos dirigimos hacia San Juan, capital de Puerto Rico para celebrar el Día de las Madres. Mi esposo, mis hijos y el nieto fueron los culpables de que esto sucediera. No estuvo nada mal. Llegamos hambrientos hasta el Restaurante "La Princesa". La música salsera nos mantuvo meneando los pies hasta que llegó el banquete. Y luego, como si lo estuviera pidiendo a gritos... música disco, soul y hustle. Estaba contentísima a pesar de la calor.
Restaurante La Princesa
Y nada más refrescante que mojarse un poco en la fuente. Mi nieto por poco se mete de cabeza.
Frente a la fuente
Para bajar la jartera y llenarnos de puro sudor... lo mejor es una caminata y precisamente eso fue lo que hicimos. Cada dos o tres pasos el nieto pedía que nos detuviéramos para apreciar la vista del mar y ver los barcos.
En el paseo de La Princesa
Y ya cuando pensamos que el cuerpo no iba aguantar más... llegamos al totem. Mis hijos esta vez se metieron de pies a cabeza en los chorros; pero no fuimos los únicos. Todo el que pasaba se metía a disfrutar del agua fría y a presión con esa hermosa vista al Morro.
Parque en San Juan
Un Día de las Madres diferente.

1 comentario:

Liz Gil dijo...

WOW que bellas fotos y me da miles de gusto que la hayas pasado tan bien, feliz dia de las madres!! (algo atrasado) pero con miles de cariño
Que Dios conceda cada uno de los deseos de tu corazon
Liz Gil